Geniales ideas para cabeceros baratos
¿Un cabecero divertido, reciclado y muy económico? Si quieres saber cómo decorar la cabecera de tu cama con poco dinero pero con mucho estilo, no te pierdas las sugerencias que te proponemos hoy en Bricomanias.

Cabeceros para el dormitorio principal, para la habitación de los más pequeños de la casa y también para el cuarto de invitados. Y lo mejor de todo, unas tendencias muy fáciles de poner en práctica, baratas, elegantes y súper creativas. ¡Manos a la obra!

Con pintura o estanterías

Geniales ideas para cabeceros baratos
¿Ya sabes qué material o artículo decorativo quieres utilizar? Busca muy bien por todos los rincones de tu casa, porque seguro que encuentras algún artículo que puedas usar para conseguir un cabecero de diseño.

Por ejemplo, puedes pintar un cabecero utilizando la pintura que te ha sobrado de alguna otra manualidad o decoración anterior. Pero no olvides asegurarte de que el color de la pintura combina con el resto de tu decoración.

Geniales ideas para cabeceros baratos

¿Otra buena idea para los dormitorios más pequeños? Aprovecha el espacio del cabecero de tu cama para colocar alguna estantería, a suficiente altura como para evitar golpearte la cabeza.

Materiales reciclados y fotografías

Una de nuestras ideas preferidas para diseñar un cabecero realmente original consiste en utilizar las viejas luces de tu árbol de Navidad. Fíjate en la imagen que acompaña a nuestro artículo y coloca las luces a modo de cabecero como tú quieras.

Geniales ideas para cabeceros baratos

Otra idea todavía más sencilla y barata que las anteriores consiste en utilizar cuadros y fotografías. Coloca estos artículos a modo de cabecero, o bien escoge algún vinilo decorativo.

Mientras que para el cuarto de los más jóvenes, puedes aprovechar alguna vieja red de una portería de fútbol.

Y para los más intelectuales, los libros abiertos o incluso las letras también pueden ser una buena idea. Diseños que puedes realizar tú mismo o adquirirlos en cualquier comercio especializado.

Y tú, ¿qué otras ideas nos recomiendas?