Gomaespuma en tareas de bricolaje
Como en artículos te ofrezco una interesante recopilación de trucos, consejos e ideas que te pueden resultar muy útiles a la hora de realizar cualquier tarea de reparación, de restauración u otro tipo de labor doméstica que aparece cuando menos lo esperamos en muchos hogares.

En esta ocasión te explicaré todo lo que necesitas saber para poder trabajar con gomaespuma de una manera correcta, obteniendo así los mejores resultados posibles. En general este tipo de material se emplea cuando queremos rellenar cojines, asientos o cualquier otra superficie o mueble por el estilo, por lo que está presente en muchas tareas domésticas. En general es muy fácil de trabajar, el único inconveniente que se nos puede presentar es a la hora de realizar un corte preciso y correcto, sin estropear el material.

Para cortar la gomaespuma puedes recurrir a cuchillos afilados, sierras de calar y hojas especiales o tijeras diseñadas para este tipo de tareas domésticas, y que encontrarás sin ningún problema en comercios especializados en tareas de bricolaje. Otra posibilidad es cortar la gomaespuma recurriendo a un sistema muy práctico y que es tan fácil como ayudarnos de una plantilla de guía, y cortar el material con un cuchillo afilado, pero ligeramente humedecido. Si lo que queremos es cortar en ángulo conviene utilizar una sierra de calar y una hoja especial para materiales blandos.

Mientras que si quieres redondear los bordes de la gomaespuma deberás emplear una lijadora con un disco de grano grueso, todo ello acoplado a un taladro. Y cuando quieras pegar la gomaespuma a cualquier tipo de material, te aconsejo que utilices pegamento universal, que no dañará la espuma. Así que si alguna vez tienes que trabajar este material, te aconsejo que eches un vistazo a estos pequeños trucos, que aunque te pueden parecer sencillos o insignificantes, seguro que llegado el momento te resultan de gran utilidad.