Ideas para construir estanterías
Las baldas son un elemento muy decorativo y práctico en cualquier espacio de nuestro hogar. Por eso la manualidad que os propongo hoy es diseñar unas estanterías de lo más originales en forma de libros, con las que podamos personalizar nuestra casa y darle un toque único y divertido.

En primer lugar, debes recortar la tabla con la medida que deseas, ayudándote de una sierra de calar y de una hoja adecuada para este tipo de superficies. A continuación, cubre los bordes de la madera con un cartón con pliegue y fija las piezas con unas grapas. De este modo, además de decorar los bordes, evitarás posibles daños cuando trabajes con esta pieza.

Acuérdate de retirar todas las hojas del libro que has escogido, y aplica en la superficie de la madera el adhesivo especial para este tipo de materiales. Inmediatamente después tienes que colocar las tapas de algún libro viejo que tengas en casa, y ya no te guste. Presiona durante unos segundos para que se adhiera bien el pegamento.

A continuación debes señalar con unas pequeñas marcas en la pared, la zona donde vas a colocar tus estanterías. Es aconsejable utilizar fijaciones metálicas que son más fáciles de trabajar, con ellas tan sólo hay que dibujar los puntos de perforación.

Es muy importante que pases un detector de metales para asegurarte de que no hay cables ni tuberías en esa zona donde pasaremos el taladro. Una vez hecho esto, realiza los orificios con ayuda de un taladro de percusión, e inserta todas las piezas de sujeción.

Ahora ya puedes introducir tu balda en forma de libro y fijarla en la pared empujando ligeramente y asegurándote de que está bien instalada antes de colocar cualquier adorno.

Si quieres puedes colocar más de una estantería, e incluso apostar por diferentes cubiertas de libros para que tu decoración sea todavía más original y divertida.