Ideas para decorar tus sillas viejas
En nuestro hogar cualquier tarea doméstica que nos ayude a ahorrar algún dinero es siempre muy bien recibida, por eso te animo a devolver la vida a esas viejas sillas que ya no utilizas de una manera muy sencilla y económica.

Los materiales que vamos a necesitar, además de tu vieja silla, son los siguientes: una capa de imprimación, es decir, una pintura especial que tendrás que aplicar a la madera y que encontrarás en cualquier tienda de bricolaje; pintura del color que más te guste, y por último, la brocha o la esponja con la que aplicarás el producto.

Lo primero de todo será limpiar la silla para eliminar los posibles restos de polvo, suciedad o astillas de madera y así trabajar mejor el mueble, y obtener excelentes resultados. A continuación, tienes que aplicar la capa de imprimación ayudándote con el objeto que prefieras. Una vez que el producto esté totalmente seco, podrás comenzar a pintar y a decorar tu silla con los colores y las formas que más te gusten.

Mi recomendación antes de comenzar a pintar la silla es que pienses el tipo de diseño que quieres conseguir en un folio, y una vez hecho esto podrás empezar tu decoración, así evitarás errores innecesarios. Como ves se trata de una tarea muy sencilla, en la que no necesitas ser ningún experto en bricolaje, tan sólo tener una idea y ponerla en práctica con los materiales adecuados, siguiendo estas instrucciones.

No olvides que puedes decorar la silla, o cualquier otro mueble viejo, como más te guste, incluso puedes añadir un elegante cojín, lazos o cualquier otro adorno que se te ocurra y que pienses que puede quedar bien. También puedes inspirarte en los diseños que aparecen en algunos catálogos o revistas del hogar, en esta manualidad, el límite es tu imaginación.