Ideas para decorar un cuadro
En nuestro artículo de hoy os proponemos decorar cualquier rincón de vuestro hogar con un ingenioso y creativo cuadro, que pondrá a prueba vuestra imaginación. Así que ponte cómodo y toma buena nota de todas las ideas que os invitamos a poner en práctica hoy, para realizar en pocos y sencillos pasos una manualidad súper original.

Para ello deberás reunir los siguientes materiales: un cuadro viejo; pegamento; pincel; pintura acrílica; y los detalles ornamentales que prefieras. Una vez que hayas reunido todos estos artículos podrás empezar por limpiar el cuadro en profundidad, para eliminar posibles restos de suciedad y de pintura.

A continuación tendrás que preparar la base de tu cuadro, pintando toda la superficie con la pintura del color que prefieras. Espera a que el material se haya secado, el tiempo que el fabricante especifica en el envase, y a continuación podrás esparcir el pegamento por toda la superficie de tu cuadro.

Una vez que hayas hecho esto tendrás que colocar todos los adornos y detalles ornamentales que prefieras. En este sentido, puedes poner en práctica todas las ideas que se te pasen por la cabeza, ya que las posibilidades decorativas son infinitas.

Puedes hacer un collage con fotografías familiares, añadir postales de vuestras últimas vacaciones, pegar retazos de tela, abalorios, lazos, dibujos infantiles, portadas de libros, plantillas que tú misma puedes pintar, y así hasta un sinfín de ideas más que pondrán a prueba tu imaginación.

Así que anímate a pasar un rato divertido con la tarea de hoy y a lograr un diseño súper creativo y fashion, que puedes utilizar en cualquier ambiente de tu hogar. Tanto en las habitaciones de los pequeños de la casa, como en el salón o en el recibidor. Donde tú decidas y como más te guste.