Ideas para elegir una alfombra
Las alfombras son uno de los elementos más frecuentes de cualquier espacio de nuestro hogar, y sus funciones pueden ser totalmente diferentes. Algunas veces se utilizan para decorar determinados rincones de la casa, mientras que en otras ocasiones su función está destinada a temas de limpieza, como por ejemplo en el baño.

En este sentido, a la hora de escoger la alfombra más adecuada debemos tener en cuenta diferentes aspectos. Uno de ellos es la estancia en la que vamos a colocar la alfombra y el color de la misma. También hay que valorar el estilo, el material y los tonos de nuestros muebles, antes de tomar una decisión final.

La iluminación del espacio de nuestro hogar también es muy importante, ya que los colores claros tienden a aportar más claridad a nuestra habitación, y por lo tanto mayor amplitud y espacio. Mientras que los tonos oscuros contribuyen a crear un ambiente más íntimo y acogedor.

La calidad de la alfombra es otro elemento a tener en cuenta, puesto que algunos materiales son aislantes del frío y otros permiten una pisada más cómoda y segura. Una idea interesante que muy pocos consumidores conocen son las alfombras vegetales, que son una alternativa muy interesante cuando tenemos problemas respiratorios o de asma.

La densidad y la textura son otros aspectos que debemos considerar, es decir la altura y el rizado del pelo de la alfombra. Una mayor densidad aumenta el peso de la alfombra, lo que en definitiva hace que sea más resistente.

Para terminar es importante que tengas en cuenta el proceso productivo, un detalle que muchas personas pasan por alto frecuentemente. El proceso puede ser manual o mecánico, y la principal diferencia es que el segundo es artesanal y por lo tanto de mayor calidad.