Cómo insonorizar una habitación de casa
No hay nada como llegar a casa después de un largo día de trabajo y poder descansar tranquilamente aislados de cualquier tipo de ruido del mundo exterior. El problema de ello es que muchas veces el ruido está presente en la propia estancia y resulta bastante difícil el poder descansar de una manera óptima.

Para evitar dichos problemas a la hora de descansar, puedes optar por insonorizar la habitación que quieras y aislarte totalmente de cualquier tipo de ruido que provenga de la calle o de tu propia casa.

Pasos a seguir a la hora de insonorizar la habitación

Aunque a primera vista pueda parecer algo muy complejo y trabajoso, aislar la habitación no es para nada complicado. Lo primero que tienes que hacer es comprar una serie de aislantes para el suelo y el techo. El aislante más usado es la llamada lana de vidrio y te permitirá eliminar los ruidos del exterior. Lo único que necesitas es un poco de pegamento para fijar dicho aislante y presionar con fuerza para conseguir que no se despegue.

Aislar paredes

A la hora de aislar las paredes de una habitiación lo mejor es optar por un material aislante como es la lana de roca ya que es muy fácil y sencillo de poner. En primer lugar hay que encolar toda la superficie para poder fijar debidamente la lana y evitar que se pueda despegar. Seguidamente hay que dar un capa de yeso especial para conseguir que el aislamiento sea totalmente eficaz y no entre nada de ruido a través de las paredes.

Cómo insonorizar una habitación de casa

Aislar puertas y ventanas

En el caso de la puerta es importante recubrir todo el marco de la misma con un poco de madera. Acto seguido y para completar el aislamiento debes rellenar los huecos que queden por el marco de la puerta con un poco de lana de roca y por último hay que tapar con una tabla de madera cortada a medida. Para terminar de insonorizar una habitación en concreto hay que sustituir los cristales de las ventanas por otros vidrios mucho más compactos y gruesos que impidan que el ruido del exterior se termine colando en la estancia. Para terminar de insonorizar la estancia, sólo queda el lijar y pintar la misma.

Con una habitación perfectamente insonorizada no tendrás demasiados problemas a la hora de descansar y de disfrutar de un largo rato de tranquilidad y relax.