Cómo instalar un regulador de luz en la casa
Los reguladores de luz se han puesto bastante de moda en muchas casas de hoy en día ya que además de ser bastante prácticos, ayudan a reducir el consumo en la factura de la luz. Con dichos reguladores puedes atenuar la cantidad de luz y conseguir que la estancia en cuestión tenga la luz que de verdad necesita.

Si te animas a poner uno de estos reguladores de luz, no pierdas detalle porque acto seguido te daré una serie de consejos para que sepas instalar dicho regulador sin problema alguno.

Algunos consejos antes de instalar dicho regulador

Lo primero que debes saber antes de todo, es que no todas las bombillas LED se pueden regular, por lo que deberás fijarte bien qué bombillas puedes poner a la hora de instalar dicho regulador. Por otra parte, no todo los reguladores son válidos para la casa y debes elegir aquellos que regulan la potencia del alumbrado. Una vez tengas claro los puntos anteriores, ya te puedes poner manos a la obra a instalar el regulador que hayas elegido.

Cómo instalar un regulador de luz en la casa

Cómo instalar un regulador de luz en casa

Aunque a primera vista pueda parecer algo complicado, no te preocupes porque es parecido a cambiar un interruptor. Lo primero de todo es cortar el suministro eléctrico para evitar cualquier tipo de daño. Acto seguido hay que quitar el embellecedor del interruptor que quieres cambiar. Seguidamente debes quitar el marco metálico que hay en la pared, para ello debes aflojar los tornillos. Por último debes desconectar los dos cables mediante un pulsador que deberás presionar.

Ahora debes hacer lo mismo que has hecho para quitar el interruptor pero a la inversa, para ello debes introducir los cables dentro del regulador a través del pulsador. Acto seguido debes colocar el regulador de luz en su lugar y apretar los tornillos para que la caja esté bien sujeta y no se mueva. Ya sólo queda colocar el embellecedor del regualdor y poner de nuevo el suministro eléctrico en toda la casa. De esta forma podrás regular sin problemas la luz de la estancia y ahorrar un buen dinero en la temida factura de la luz de final de mes.

Como has podido ver se trata de un proceso bastante sencillo y rápido que realmente merece la pena a corto plazo. No lo pienses demasiado y atrévete a poner un regulador de luz en tu casa para dsifrutar del mismo.