Instalar un extractor
El extractor de humos es un elemento muy importante que está presente en muchos hogares, y en especial en la cocina y en el baño, ya que elimina los vapores que se desprenden al cocinar algunos alimentos, y también cuando nos tomamos una ducha. Por eso en el artículo de hoy te explico cómo debes instalar un aparato de este tipo, imprescindible en cualquier hogar.

Los pasos son muy sencillos y puedes hacerlo tú mismo sin necesidad de tener que recurrir a un experto, así te ahorrarás un interesante cantidad de dinero que seguro que te viene bien para otras cosas. Antes de nada, tendrás que desenchufar la conexión eléctrica para evitar posibles disgustos. Los objetos que vamos a necesitar son los siguientes: taladro, destornillador, tornillos, tacos, cinta métrica y lápiz.

Una vez que dispongas de todos estos utensilios podremos empezar con la tarea doméstica, verás que es mucho más fácil de lo que en un principio pensabas. En primer lugar debes acoplar el extractor a la rejilla de salida, por supuesto debes asegurarte de que el extractor y la rejilla son del mismo tamaño. A continuación tienes que desprender la rejilla con ayuda de un destornillador e introducir un tubo de salida dentro del conducto de aire, y sujetarlo con unos tacos.

Monta el extractor con unos tornillos, y en caso de que no coincidan los orificios prueba a ayudarte con un taladro. El siguiente paso será realizar la conexión eléctrica para asegurarte de funciona. Recuerda que algunos extractores tienen un cable que debe conectarse a un interruptor de corriente bipolar, mientras que otros por el contrario tienen una ficha que se conecta a un tomacorrientes polarizado y que debe ser respetado. Si quieres ocultar el cable de la conexión te aconsejo utilizar una canaleta de plástico que fijaremos a la pared con unos tornillos o bien pegándola con silicona.