Instrucciones para colocar un seto artificial en tu jardín
Si eres uno de esos pocos privilegiados que tienes una casa con jardín, seguro que conoces los secretos y los trucos para el cuidado y el mantenimiento de las plantas, algo que en ocasiones resulta un tanto cansado y molesto.

Si quieres plantar algunas flores como elemento decorativo y porque te gusta la jardinería, adelante, pero si lo que quieres es utilizar las plantas para conseguir más intimidad en tu jardín y evitar las miradas de los curiosos, tal vez sea más recomendable que utilices un seto artificial.

Si no sabes cómo tienes que colocarlo no te desesperes, tan solo tienes que seguir los consejos que aparecen a continuación, verás que resulta más fácil de lo que parece y si lo haces en compañía de la familia será incluso divertido.

En primer lugar debes escoger los materiales más adecuados para realizar la tarea, como bridas de diferentes tamaños y colores para sujetar tu seto, y alambre plastificado de jardinería de distintos grosores. Estos materiales los encontrarás en tu tienda de bricolaje de confianza.

Primero tienes que tomar la medida de tu verja o de la zona donde colocarás el seto y que quieres tapar, después recorta la planta artificial siguiendo esa medida. A continuación fija las varillas alrededor del seto y después colócalo en la verja. Para fijar la pieza de seto artificial tendrás que sujetarla con las bridas, que más tarde tendrás que amarrar a los barrotes metálicos de tu verja.

Ten en cuenta que tu pieza debe encajar a la perfección en la verja, si queda algún espacio sin cubrir coloca más seto artificial. Una vez hecho esto, tienes que rematar toda la pieza y asegurarla muy bien sobre la verja, para ello tienes que rematar los extremos con los alambres. Estas piezas artificiales de jardín además de decorativas son muy prácticas para ganar privacidad aportando un toque elegante a nuestro hogar.