Instrucciones para fabricar un calcetín navideño
Se acercan las fiestas navideñas, una de las épocas favoritas de los más pequeños de la casa cuando pueden disfrutar adornando el hogar y esperar que Papá Noel les traiga los regalos si se han portado bien durante ese año.

Una buena idea para dejar que los niños decoren la casa y además pasar una divertida tarde en familia es crear tu propio calcetín para colgar de la chimenea, si la tienes, o de cualquier otra parte de la casa.

Una manualidad con la que los más pequeños desarrollarán su creatividad y su imaginación. Toma nota de los materiales que vas a necesitar y ponte manos a la obra con los pequeños: fieltro; aguja; pegamento preferiblemente cola blanca; botones; hilo y un rotulador negro.

Primero tienes que dibujar el patrón de tu calcetín y recortarlo. A continuación colócalo sobre el fieltro y marca su silueta para que conseguir dos partes iguales, recórtalo todo bien y prepárate para el siguiente paso.

Ahora lo que tienes que hacer es coser las dos partes de tu calcetín, para ello puedes utilizar hilo del mismo color que el fieltro o de otra tonalidad diferente para que destaque. Ya falta menos para terminar la manualidad, tan sólo tienes que decorar el calcetín.

Una buena idea es pegar por ejemplo unos botones, pero también puedes echarle imaginación y en vez de botones apostar por trozos de tela, puedes coser alguna figura, añadir abalorios o purpurina, lo que más te gusta y lo que se te ocurra para que el calcetín quede lo mejor posible. Además, esta manualidad en forma de calcetín navideño es perfecta para esas fechas, pero si en vez de un calcetín dibujas una flor, una mariquita o cualquier forma geométrica la podrás utilizar todo el resto del año.