Instrucciones para fabricar un cuadro de flor
Una idea original para adornar las paredes de tu casa y que además puedes personalizar como prefieras, es fabricar un original cuadro de flores, aunque el diseño como en la mayoría de los casos depende del gusto de cada persona.

Los materiales necesarios para comenzar esta sencilla y divertida manualidad son los siguientes: un bastidor de 20x50cm con gancho incorporado por la parte trasera; carboncillo amarillo, pincel angular y redondo, enduido de pared (un tipo de masilla al agua), stencil de arabescos (plantillas para plasmar un dibujo, los más conocidos son los stickers); pintura acrílica roja carmín, sombra natural, verde country, amarillo huevo, negro, blanco y por último barniz al agua.

El primer paso es imprimir los diseños que más te gusten y que quieras plasmar en el cuadro. Tienes que pintar toda la superficie del bastidor con rojo carmín y sin dejar secar, colocar el stencil, es decir la plantilla de tu dibujo y con ayuda de una esponja aplicar el color ocre creando un estampado en toda su superficie.

Cuando esté bien seco tendrás que aplicar una sombra natural en el contorno del borde del bastidor difuminando la pintura. Recuerda pintar también los laterales del bastidor, déjalo secar y prepárate para el siguiente paso.

Para transferir tu diseño al bastidor tienes que colocar el papel carbónico y sobre él tu dibujo, a continuación pasas un lápiz por encima como si estuvieras calcando. Ahora tienes que darle dos o tres manos de pintura de color blanco, dejándolas secar, y pintar con verde country el tallo y la hoja.

A continuación pinta el pistilo de la flor de color amarillo huevo y por último, aplica el color sombra natural y difumina con un pincel seco el lado exterior del cuadro. Por último aplica el barniz al agua, una o dos capas, dejando secar. Y tendrás por fin tu cuadro terminado.

Los colores elegidos al igual que el dibujo son totalmente libres, si quieres en vez de una flor puedes dibujar cualquier otra cosa y el tonos que más te gusten, sólo tienes que echarle imaginación.