Instrucciones para fabricar una lámpara en forma de mariquita
Para decorar las habitaciones de los más pequeños de la casa de una forma divertida y original una buena idea es crear tu propia lámpara en forma de cualquier animal. En este caso se ha elegido una mariquita, aunque con creatividad y paciencia se pueden lograr bonitos y únicos diseños.

Para reconstruir el cuerpo de la mariquita necesitarás unas cuantas tiras pequeñas de yeso o de arcilla, ten en cuentan que el yeso es más frágil y por lo tanto más fácil de trabajar. También necesitarás vendas que tendrás que humedecer en una mezcla de yeso y agua. Otra opción es aplicar el yeso directamente sobre un objeto con superficie curva como por ejemplo un globo hinchado, para darle la forma del cuerpo de la mariquita.

Una vez que se ha secado el yeso, tienes que pinchar el globo y retirar los restos con cuidado de no romperlo, de este modo, tendrás el cuerpo del animal. A continuación tienes que recortar unos agujeros en el molde para simular que son las manchas negras de las mariquitas. Es importante hacer estos agujeros ya que por aquí saldrá la luz de tu lámpara.

Diseñar la cabeza es tan fácil como hacer una bola de yeso o de barro, y colocar unas antenas. Una vez que está todo bien seco, tienes que pintar el cuerpo de color rojo y la cabeza negra.

Por última instala la bombilla y tendrás tu lámpara terminada. Para ello, necesitas un cable de corriente eléctrica con un enchufe a un lado y al otro una bombilla con su correspondiente casquillo. Si quieres puedes incluso añadir un interruptor de encendido.

El diseño de la mariquita es totalmente libre, puedes crear diferentes animales y utilizar distintos colores en función de los gustos. Tan sólo tienes que poner en práctica tu imaginación y la de los más jóvenes y realizar esta divertida manualidad en compañía de toda la familia. De esta forma, el resultado será mucho mejor y disfrutarás de un agradable rato en compañía de tus seres queridos.