Intrucciones para diseñar una alfombra de baño
Las alfombras de baño no están en los cuartos de baño de cientos de hogares sólo por una cuestión de estética, como un complemento decorativo más, ya que cumplen una importante función en nuestro hogar. Seguro que todos hemos sufrido algún que otro resbalón al salir de la ducha.

Para solucionar este gran inconveniente puedes fabricar tu propia alfombra para el baño, decorativa a la vez económica, puesto que tan sólo vamos a necesitar algunas toallas de baño viejas que tengas en casa y ya no utilices, y otras cosas más muy fáciles de encontrar y baratas.

Los materiales que vas a necesitar son los siguientes: unas toallas, unas tijeras resistentes y una estera cuadriculada que puedes encontrar perfectamente en tiendas especializadas en artesanía o bricolaje. Una vez que dispongan de todos estos materiales, que como ves no suponen un desembolso económico demasiado importante, puedes ponerte manos a la obra con nuestra manualidad. El primer paso es asegurarse de que las toallas están perfectamente lavadas para poder trabajar sobre ellas lo más cómodamente posible.

Antes de comenzar tienes que decidir el tamaño de tu alfombra de baño y después cortar una estera cuadriculada de esas dimensiones. A continuación empieza a cortar tus toallas viejas en piezas pequeñas de un tamaño aproximado de 15 centímetros de largo y dos de ancho.

El último paso para completar la manualidad es el más lento de todos, así que tómatelo con mucha calma. La razón de esto es que vas a tener que anudar cada tira de tu toalla vieja a lo largo de la red de la estera. Si quieres que el resultado sea lo más profesional y bonito posible ten en cuenta anudar los lazos a lo largo de cada línea, aunque es una labor lenta y pesada, verás como merece la pena.