La pintura monocapa
Si visitas con tiempo suficiente tu tienda de bricolaje más cercana, comprobarás que existen en el mercado infinidad de productos y artículos que seguro te sorprenden, y que te ayudarán a conseguir un resultado súper profesional, sin necesidad de ser un gran experto en manualidades, y con poco esfuerzo. Un artículo que tal vez no conoces y que te ayudará a pintar muy rápidamente cualquier espacio, es la pintura monocapa.

La alternativa perfecta cuando queremos pintar techos o paredes de interior de una manera rápida y fácil. Así que acércate a tu tienda habitual y pregunta por esta interesante pintura, que tiene un alto poder de cubrición, y por eso sólo necesitaremos dar una capa.

El primer paso será calcular la cantidad exacta de producto que vamos a necesitar, para ello, multiplica el ancho por el alto de tu pared. De esta forma, ahorrarás una interesante cantidad de dinero. Cuando vayas a comprar la pintura, no olvides que en el envase encontrarás el número de metros que podrás pintar con ese producto.

Antes de aplicar la pintura tendrás que repasar todos los posibles desperfectos de la pared y si fuera preciso, rellenar los huecos con pasta niveladora y una espátula que te ayude a homogeneizar la superficie. Cuando hayas terminado, deberás cubrir con plástico y con cinta de carrocero toda la superficie que queremos proteger.

Ahora ya puedes empezar a pintar, siguiendo las recomendaciones que especifica el fabricante. Pero recuerda ventilar la habitación para evitar olores desagradables y espera el tiempo que sea necesario para asegurarte de que la pintura está completamente seca. Como te habíamos prometido, con una mano de producto será suficiente para presumir de pared, así que toma buena nota y no olvides poner en práctica todos los consejos que te invitamos a descubrir en nuestro artículo de hoy.