Una lámpara con poco dinero
Hoy te presento una idea muy sencilla que descubrí mientras navegaba por Internet. No sé quién será el autor o autora, pero mis más sinceras felicitaciones porque es una manualidad de lo más ingeniosa.

Otro buen ejemplo de que con muy pocos materiales podemos lograr grandes cosas. Una manualidad fácil, divertida, rápida y barata. ¿Te animas a probar? ¡Pues no pierdas detalle!

Con materiales reciclados

Aunque después de ver las imágenes que acompañan a nuestro artículo queda bastante claro lo que tenemos que hacer, ¡aquí va una explicación!

Con una garrafa de agua, pegamento, tijeras, cucharas de plástico, una bombilla y cables, podrás diseñar fácilmente una lámpara de lo más original. Y lo mejor de todo, sin tener que gastar mucho dinero.

Cuando tengas todos los materiales necesarios, podrás empezar por limpiar tu garrafa de agua y hacer un orificio en la parte superior lo suficientemente grande como para poder introducir por él la bombilla y el cable. Mientras que en la parte opuesta de tu lámpara (en la base), deberás hacer otro agujero para poder colgarla.

Recortar y pegar

El siguiente paso será decorar tu garrafa, tal y como puedes ver en la imagen de nuestro post. Utilizando las cucharas de plástico podrás ir decorando toda la superficie. Pega cada uno de estos motivos con pegamento adhesivo fuerte y espera el tiempo recomendado por el fabricante, para asegurarte de que tus cucharas están complemente secas.

Una lámpara con poco dinero

Una vez que hayas terminado de decorar, podrás colocar tu lámpara en el rincón de la casa que prefieras. Y si lo deseas, no olvides que también puedes pintar las cucharas con restos de pintura que tengas en casa, y cada una de un color diferente.

¿Qué te parece la idea? Ahora es tu turno, ¿se te ocurre alguna otra sugerencia que nos ayude a decorar una bonita lámpara, pero sin tener que gastar un dineral?