Las pinturas acrílicas
Hace poco te explicábamos las características de la pintura vinílica, así que continuando con nuestras explicaciones sobre los diferentes tipos de pintura que existen, hoy te presentamos la pintura acrílica.

¿Cómo es esta pintura? ¿Cuáles son las ventajas de utilizarla? ¿Para qué tipo de superficies se recomienda? ¿Cómo se debe aplicar la pintura acrílica? Hoy vamos a responder a todas estas preguntas, así que no pierdas detalle.

Cómo es la pintura acrílica

Lo primero que debes saber sobre este tipo de pintura es que se seca rápidamente, no es inflamable y sus vapores no son tóxicos. Así que podemos utilizar la pintura acrílica con total y absoluta confianza.

Otra de las grandes ventajas de utilizar pintura acrílica es que resiste bastante bien la humedad y el agua, sin embargo, no son muy recomendables para ambientes de exterior. En este sentido, la pintura acrílica se aconseja sobre todo para pintar paredes y techos. Además, es muy fácil de utilizar.

Pero antes de ponerte manos a la obra con estas pinturas, no olvides leer las recomendaciones que indica el fabricante en el envase y seguir todos los consejos al pie de la letra.

Las pinturas acrílicas

Consejos para utilizarla

¿Cómo pintar con pinturas acrílicas? Al igual que con el resto de pinturas, no olvides proteger la superficie antes de decorar. Los expertos también nos recuerdan aplicar la pintura siempre en la misma dirección y respetar los tiempos de secado para obtener los mejores resultados posibles.

También es muy importante limpiar en profundidad y eliminar hasta el último resto de suciedad de nuestras herramientas, una vez que hayamos terminado de utilizar nuestros utensilios. Y por supuesto, acuérdate de limpiar la superficie que deseas pintar.

Y tú, ¿qué otros consejos nos recomiendas para pintar con pinturas acrílicas?