Limpiar acero inolxidabe
¿Alguna vez has tenido que limpiar acero inoxidable? Si es así seguro que te habría venido muy bien una pequeña guía de consejos básicos para que tu tarea resultara lo más fácil y efectiva posible. Por eso el artículo de hoy está dedicado a esta labor de limpieza que todos en alguna ocasión nos hemos visto obligados a realizar.

El acero inoxidable es un material muy resistente que requiere un mantenimiento especial para que luzca siempre en perfectas condiciones y como el primer día. Un truco muy rápido y barato para recuperar el brillo de este material sin dañarlo, consiste en hacer una pasta especial con aceite y cenizas de cigarrillo.

El clásico remedio que ha pasado de generación en generación, que ofrece unos resultados muy buenos. Una vez que hayas obtenido esta pasta, podrás aplicarla con ayuda de una bayeta sobre la superficie que requiere atención. Te recomiendo que frotes el acero con esta mezcla pero de una manera suave para dañar lo menos posible nuestro material.

Cuando hayas terminado de aplicar la mezcla podrás aclarar con un trozo de tela seco para lograr que tu acero tenga ese brillo del primer día. Si no confías demasiado en estos trucos caseros, siempre puedes recurrir a un producto especialmente destinado a limpiar este tipo de materiales.

En cualquier comercio de bricolaje podrás encontrar todo lo que necesitas para cuidar y proteger este tipo de superficies. Escoge la opción que más cómoda te resulte, pero no olvides limpiar de manera frecuente el acero, ya que con el tiempo y el uso se estropea bastante. Evitar esta situación es tan fácil como realizar un cuidadoso mantenimiento de nuestros artículos y piezas del hogar, así no tendremos que deshacernos de ellas cuando estén bastante oxidadas.