Limpiar acero inoxidable
Por su resistencia, versatilidad, elegancia y por muchos motivos más, el acero inoxidable es un material muy recomendable para tener en nuestro hogar. Un estilo contemporáneo, que además es muy cómodo de limpiar y de mantener.

¿Necesitas algunas ideas para realizar la limpieza de este tipo de superficies? Entonces coge lápiz y papel, y no te pierdas nuestras sugerencias de hoy.

Un paño, jabón y agua

Para limpiar el acero tan solo necesitaremos un paño humedecido en jabón común, que tendrás que aplicar directamente sobre la superficie. Mientras que con otro trapo seco, podrás eliminar la humedad. ¡No te olvides tampoco de aclarar con agua!

Así de fácil y rápida es la limpieza de nuestras superficies de acero inoxidable. Aunque para manchas resistentes, te aconsejable utilizar detergentes especiales contra la cal, las manchas de grasa…

Vinagre para dar brillo

Otra parte importante en la limpieza y el mantenimiento de este tipo de superficies es conseguir que nuestro acero vuelva a brillar, como el primer día. ¿Y cómo podemos conseguirlo? Prueba a aplicar sobre la superficie alcohol de quemar con un paño limpio.

Limpiar acero inoxidable

Aunque si lo consideras necesario, tal vez antes de aplicar el alcohol tengas que pulir la superficie. ¿Cómo? El vinagre es un material muy bueno para este tipo de tareas.

Otra opción es mezclar un tazón pequeño de bicarbonato de sodio, con un poco de agua tibia. Mezclando bien estos dos ingredientes, conseguirás una pasta que tendrás que aplicar sobre la superficie que quieres pulir.

Nuestro consejo

En Bricomanias no te recomendamos utilizar estropajos o cepillos de alambre que puedan dañar la superficie.

¿Qué te han parecido nuestros consejos? ¿Qué otros trucos nos recomiendas?