Limpiar el extractor
Como en artículos anteriores te traigo una interesante selección de consejos para que puedas reparar y realizar el mantenimiento de cualquier mueble y espacio de tu hogar muy fácilmente, sin necesidad de recibir ayuda de ningún experto, y así ahorrarte una interesante cantidad de dinero que seguro que te resulta muy útil para otras labores domésticas.

En el artículo de hoy os explicaré los pasos que debéis seguir para limpiar correctamente la campana extractora de la cocina, que es una de las labores más habituales en cualquier hogar, y que siempre dejamos en esa lista de tareas pendientes, bien por falta de tiempo, de ganas o por desconocimiento de las técnicas adecuadas. En cualquier caso, aquí van unos trucos para que puedas ponerlos en práctica y conseguir eliminar completamente la acumulación de grasa de tu extractor, que brillará como el primer día.

En primer lugar deberás llenar una olla con agua y el zumo de tres limones, que tendrás que dejar hervir durante quince minutos, vigilando que no se salga el líquido. Esta tarea tendrás que realizarla al menos una vez a la semana, con el fuego apagado, y así conseguirás que la grasa se ablande. De esta forma te resultará mucho más fácil retirar la suciedad con ayuda de un trapo limpio que tendrás que deslizar suavemente por toda la superficie afectada.

También es aconsejable que una vez al mes desmontes completamente el filtro y lo laves con agua muy caliente mezclada con un poco de detergente, y utilizando un cepillo adecuado para este tipo de superficies, retires la suciedad. Todos estos productos y artículos los encontrarás muy fácilmente en cualquier tienda para el hogar, así que no tendrás ningún problema a la hora de adquirir estos materiales. Si realizas estas dos sencillas tareas de manera regular, verás que a la larga, tu extractor acumula mucha menos suciedad y te resulta más fácil realizar el mantenimiento de limpieza.