Limpiar el parquet
Si tienes un suelo de parquet y no estás muy segura de cómo debes limpiarlo, aquí van una serie de consejos que te resultarán de gran utilidad, y lo mejor de todo es que son muy fáciles de poner en práctica. Y es que el parquet es uno de los materiales más elegantes de cualquier hogar, siempre y cuando realicemos un correcto mantenimiento de esta superficie, y para eso lo mejor es seguir esta pequeña guía de trucos que te ofrezco a continuación.

En primer lugar no hay que dejar que la suciedad se deposite sobre la madera durante un largo tiempo, es decir tienes que limpiar diariamente la superficie con una mopa o con un trapo seco, aunque para las partículas de suciedad en conveniente recurrir a un aspirador para no rallar el suelo. Si hay alguna mancha en el parquet debes pasar un paño ligeramente húmedo y deslizarlo suavemente sobre la superficie, pero sin empapar demasiado la madera.

Te recuerdo que no es aconsejable utilizar una gran cantidad de agua, ya que este líquido estropea bastante la madera, así que antes de nada retira el exceso de agua. Otro consejo muy importante es que si decides utilizar productos de limpieza específicos para este determinado material es aconsejable empezar aplicando una pequeña cantidad, para asegurarse de que no daña nuestro suelo. Si por el contrario quieres probar un truco casero, una buena idea es añadir al agua de tu fregona, un pequeño chorro de vinagre, y así conseguirás resaltar el brillo de tu suelo.

Y para terminar, me gustaría recordarte que es muy importante que cada dos o tres meses apliques sobre tu parquet una fina capa de aceite de oliva con un trapo limpio y seco, el objetivo no es otro más que evitar que la madera se reseque y pierda su brillo del primer día.