Limpiar joyas de plata
El paso del tiempo, el uso, la falta de un correcto cuidado, la humedad… Son muchos los culpables de que nuestra bisutería o joyas de plata pierdan su brillo del primer día y empiecen a adquirir un aspecto envejecido. Seguro que a más de uno de nuestros lectores le ha sucedido algo así, y la solución más práctica suele ser visitar una tienda especializada en joyería y gastar una buena cantidad de dinero para recuperar nuestra bonita pieza.

Si no quieres hacer esto y estás pensando en conseguir el brillo natural de tu pieza de joyería por ti mismo, otra solución más económica suele ser adquirir un producto de limpieza especial para este tipo de superficies. Otra interesante solución, aunque no muy práctica, ya que eliminar los restos del producto de las piezas de joyería más diminutas no resulta tan fácil como imaginas.

Por eso desde Bricomanias os invitamos a poner en práctica otro consejo que suele funcionar bastante bien, siempre que la pieza no esté en muy malas condiciones. Un mantenimiento que está al alcance de todos nuestros lectores y donde únicamente necesitarás unos cuantos ingredientes, que podemos encontrar fácilmente en cualquier hogar.

Sencillo, barato y eficaz

El primer paso para limpiar la plata será forrar el interior de un recipiente con papel de aluminio, llenarlo con agua bastante caliente, disolver en ella una cucharada de sal, y por último, introducir nuestros objetos de plata. Como ves, se trata de un truco muy sencillo, rápido y fácil que está al alcance de todos nuestros lectores. Así que anímate a probarlo antes de deshacerte de tu pieza o de preguntar en cualquier joyería de tu ciudad.

Confía en tus posibilidades y pon en práctica los trucos que te ofrecemos hoy, porque seguro que te sorprendes con los resultados.