Limpiar mármol
El mármol es uno de los materiales más elegantes de nuestro hogar y también uno de los más resistentes. La opción preferida de muchas personas, y que suele estar presente sobre todo en la cocina. Así que si tienes que hacer reformas y no sabes qué material escoger, el mármol es una elección bastante buena.

Resistente, decorativo, fácil de limpiar y muy elegante, lo encontrarás disponible en diferentes colores y diseños, así que ya puedes empezar a escoger la opción que más te guste. Y cuando la tengas en tu cocina, en el cuarto de baño o en tu jardín, toma buena nota de cómo deberás limpiar esta superficie.

Generalmente, el método más utilizado suele ser pasar un trapo húmedo o una bayeta con agua y jabón. Sin embargo, la cosa se complica cuando las manchas son más duras y resistentes, o llevan cierto tiempo en nuestro mármol.

En estos casos, deberás emplear o bien un producto de limpieza de venta en tiendas de bricolaje o un práctico remedio casero. Si optas por la segunda opción y utilizas el clásico truco de las abuelas, deberás mezclar agua con unas cuantas gotas de vinagre y extender esta mezcla con ayuda del trapo sobre la superficie que requiere atención.

Utiliza esta mezcla con cuidado para evitar estropear el mármol. Y si descubres alguna marca de óxido, nada mejor que utilizar agua con un poco de limón y añadir también sal. Distribuye esta mezcla con ayuda de la bayeta por toda la superficie que requiere atención y seca con un trapo el mármol. Como te habíamos prometido al principio de nuestro artículo, se trata de una tarea muy sencilla que está al alcance de todos nuestros lectores.