Limpiar un toldo
En nuestro artículo de hoy te explicaremos los pasos que debes seguir para limpiar un toldo. Un objeto que está presente en muchos hogares con jardín y también en pequeños comercios. Una tarea mucho más fácil de realizar de lo que imaginas y con la que no necesitas ser todo un experto en bricolaje para lograr un resultado profesional. Así que ármate de paciencia y toma buena nota de los consejos que te ofrecemos a continuación para limpiar correctamente tu toldo, de una manera rápida, fácil y económica.

Lo primero que tienes que hacer es adquirir una limpiadora, provista de una lanza de alta y baja presión regulable, una boquilla fresadora, un accesorio especial para grandes superficies, una alargadera y el producto de limpieza que desees. Para empezar a limpiar nuestro toldo tendrás que llenar el depósito con jabón de la máquina en su posición correcta.

A continuación deberás mojar la suciedad incrustada de tu toldo con un chorro de agua, regulando la cantidad de jabón que quieres que salga de la máquina. Asegúrate de que aplicas limpias toda la superficie de tu toldo y espera a que hayan transcurrido unos 3 minutos aproximadamente, para después aclararlo todo con agua.

El siguiente paso será limpiar el suelo con otro chorro de agua a presión y a una distancia de unos 20 centímetros. El objetivo de este paso es eliminar los restos de suciedad que se hayan desprendido de nuestro toldo. Como te habíamos prometido se trata de una tarea muy sencilla y rápida de realizar, donde únicamente necesitas una máquina limpiadora, que reúna las características anteriormente mencionadas, y el jabón de limpieza que más te guste.

Sigue al pie de la letra todos los consejos que te hemos explicado y podrás mantener en perfectas condiciones tu toldo, como recién salido de la tienda.