Cómo limpiar una alfombra en casa
Ahora que queda poco para que llegue la estación invernal, la alfombra es uno de esos elementos decorativos que no pueden faltar en el interior de ninguna casa ya que además de dicho toque decorativo ayudan a dar calidez a toda la estancia. Se trata de un elemento que hay que limpiar con asiduidad para mantenerla siempre en perfecto estado.

A continuación te doy una serie de pautas para que consigas limpiar perfectamente la alfombra de tu casa.

Limpieza habitual

La limpieza de la alfombra debes hacerla de forma habitual ya que se trata de un elemento decorativo que coge mucha suciedad con facilidad. Con el tiempo se suelen acumular un gran cantidad de ácaros que suelen ser los causantes de posibles alergias y de contaminar el ambiente de la casa.

Mezclar agua con jabón de lavavajillas

El mejor remedio casero para limpiar a mano tu alfombra y dejarla impecable consiste en mezclar un poco de agua con jabón de lavavajillas. Para ello cohe un buen cepillo de cerdas y empieza a frotar con fuerza en la superficie de la alfombra. A continuación coge una esponja humedecida para retirar todo el producto y que no quede ningún tipo de resto de jabón en la alfombra.

Cómo limpiar una alfombra en casa

Usar un cepillo de dientes

Si después de usar el cepillo de cerdas observas que todavía queda algo de suciedad en la alfombra, puedes coger un cepillo de dientes y eliminar definitivamente los restos de polvo que puedan quedar todavía en la superficie.

Vuelve a cepillar

Para terminar la limpieza, vuelve a coger el cepillo y frotar con fuerza para conseguir que la alfombra recupere su estado natural y se vea reluciente y sin nada de suciedad.

Como has podido comprobar no es para nada difícil el limpiar a mano la alfombra de tu casa. Si sigues estos pasos conseguirás tenerla siempre en perfecto estado y totalmente reluciente y sin nada de polvo.