Limpiar una piscina portátil
Si no tienes espacio en el jardín de tu hogar para instalar una auténtica piscina, una opción muy interesante puede ser la piscina portátil. ¿Ya tienes una o estás pensando en colocarla en tu hogar para que los más pequeños de la casa disfruten al máximo del verano? Pues toma nota de todos los consejos que te explicamos a continuación para realizar su mantenimiento.

Antes de colocar la piscina y llenarla de agua, deberás escoger bien la ubicación correcta ya que después no te resultará nada fácil moverla. Y no olvides tener muy en cuenta el peso de la piscina cuando esté completamente llena, colocándola en un suelo firma, sin cables eléctricos, elementos cortantes, piedras…

Limpiar una piscina portátil
Cuando hayas limpiado la piscina de posibles restos de suciedad, deberás rellanarla hasta la cantidad que especifica el fabricante y añadir cloro y tapones de tratamiento antialgas. Para evitar que nuestra piscina se ensucie mientras no la utilizamos, es aconsejable cubrirla con un plástico especial, y de esta forma nos ahorraremos trabajo de limpieza.

También es recomendable colocar cerca de la piscina un pequeño balde con agua para limpiar nuestros pies antes de entrar, y de esta forma evitar que el agua de la piscina se ensucie. Las redes y los aspiradores especiales para piscinas también te resultarán de gran utilidad para realizar el mantenimiento. Y para terminar, no te olvides tampoco de los kits analizadores de pH, que nos ayudarán a conocer el estado en el que se encuentra nuestra piscina.

Ahora que conoces todos los cuidados básicos para un correcto mantenimiento de tu piscina, sólo falta ponerlos en práctica y disfrutar de un bonita día de verano, refrescándote en tu piscina portátil en compañía de la familia.