Todo lo que debes saber sobre las mamparas de ducha
Cada vez son más las personas que optan por poner una placa de ducha en detrimento de la típica bañera con el fin de ahorrar tanto en tiempo y como en dinero.

Es por ello que hay un auge en lo que a mamparas de ducha se refiere ya que además de ser mucho más prácticas que las cortinas de baño de toda la vida, son mucho más prácticas ya que protegen el suelo de las posibles salpicaduras de agua producidas cada vez que uno se ducha. A continuación te hablaré un poco más de las mamparas y te explicaré como instalarla y como limpiarla correctamente.

Cómo instalar una mampara de ducha

Es importante que sepas que las mamparas de puertas batibles son mucho más fáciles de instalar que las que llevan puertas correderas. En primer lugar debes colocar las bisagras en la pared para fijar perfectamente la mampara de ducha y no se caiga. Es importante nivelar antes de hacer ningún tipo de agujero en la pared, por lo que es importante que cojas un nivelador y fijes los puntos en los que vas a taladrar.

Acto seguido coge un taladro con la broca correspondiente y empieza a hacer los agujeros en los que pondrás la mampara. Acto seguido deberás poner los tacos con los tornillos correspondientes y por último sólo queda colocar la propia mampara con mucho cuidado para que no se caiga ni sufra ningún tipo de desperfecto.

Todo lo que debes saber sobre las mamparas de ducha

Consejos a la hora de limpiar la mampara de ducha

Si dispones de una mampara de ducha sabrás que uno de los grandes problemas que tiene es la limpieza. Cada vez que te duchas, la mampara se ensucia de elementos como la cal o la humedad formada. Lo primero que debes hacer una vez que termines de ducharte es airear y ventilar todo el baño con el fin de eliminar la humedad formada.

A la hora de limpiar la propia mampara es aconsejable usar un paño suave con algún producto específico de limpieza que elimine todas las gotas de agua. También puedes optar por usar un cepillo de dientes y con un poco de jabón, frotar el cristal hasta terminar con las manchas. Para tenerla siempre reluciente es aconsejable limpiar la misma una vez por semana.

Espero haberte resuelto algunas dudas sobre las mamparas de ducha y optes por poner aquella que mejor se adapta al estilo de baño que tengas.