Los colores y el feng shui
El Feng Shui es mucho más que una disciplina estética. Es una ancestral doctrina taoísta que nos ayuda a mejorar nuestro estilo de vida y que tiene cada día más adeptos.

En la decoración actual, el Feng Shui se ha convertido en una de las grandes apuestas. Detalles como los colores, la distribución de los muebles, la luz y la orientación de nuestros espejos contribuyen a mejorar la energía de nuestro hogar. Si quieres descubrir algunos secretos de esta apasionante doctrina estética, no te pierdas nuestro artículo de hoy. Empezaremos por una cuestión básica en decoración: ¡los colores!

5 elementos naturales

En el Feng Shui, los colores son muy importantes ya que cada uno de ellos representa los cinco elementos naturales: fuego, tierra, metal, agua y madera. Por lo tanto, el secreto está en escoger y combinar cada uno de estos elementos para conseguir una decoración equilibrada.

Los colores y el feng shui

Agua

Como te puedes imaginar, el color azul en cualquiera de sus tonalidades representa al agua. Un color muy apropiado para los dormitorios e incluso para la oficina, ya que transmite frescura, tranquilidad y seguridad.

Fuego

El fuego está representado a través de colores como el amarillo, el naranja, el rojo y el rosa, entre otros similares. Mientras el amarillo evoca alegría y optimismo, el rojo y el naranja son tonalidades cálidas que estimulan y recargan nuestra energía. Sin embargo, no conviene utilizar estos colores en exceso, ya que podemos conseguir un ambiente muy recargado y agobiante.

Los colores y el feng shui
El amarillo puede ser ideal para la cocina o el cuarto de los niños, mientras que el naranja se recomienda en la sala de estar. El rosa también favorece el descanso, así que en el dormitorio puede ser una gran solución. Por el contrario, el rojo se aconseja en pequeñas dosis.

Tierra

Los colores tierra son el marrón, el beige, el crema… Propuestas cromáticas que proporcionan estabilidad y equilibrio.

Metal

Mientras que el metal está representado por colores como el blanco, el gris y los metalizados, que aportan limpieza y pureza a cualquier estancia de tu casa.

Los colores y el feng shui

Madera

El último elemento es la madera que está presente a través del color verde y de los tonos marrones. Verde es sinónimo de esperanza, fuerza y bienestar. Mientras que el marrón proporciona estabilidad.