Manchas de óxido en la ropa
En el artículo de hoy te explicaremos cómo eliminar muy fácilmente una mancha de óxido de nuestra prenda de ropa favorita. Una tarea que aparentemente puede resultar complicada, pero que en realidad es muy fácil de realizar, únicamente requiere algo de paciencia y los consejos más adecuados.

Así que a partir de ahora ya no tendrás que deshacerte de ninguna de tus piezas de ropa o complementos. Coge lápiz y papel y toma buena nota de los trucos que aparecen a continuación, porque una vez que te pongas manos a la obra comprobarás que resulta mucho más sencillo de lo que parecía a simple vista.

Algunas personas tal vez prefieran preguntar en una tienda especializada por un producto especial para eliminar este tipo de manchas, pero yo te recomiendo que antes de esto, pruebes con el sencillo truco casero que tienes a continuación. Lo primero que tienes que hacer es mezclar el zumo de un limón con una cucharada de sal o de bicarbonato.

Aplica la mezcla directamente sobre la mancha y deja que la fórmula actúe durante una hora. Un consejo si la prenda es de color claro, es que humedezcas las zonas afectadas únicamente con el jugo de limón y después añadas el bicarbonato, así evitaras que pierda color la ropa. Para terminar, tendrás que aclarar la prenda con agua tibia hasta conseguir que la mancha se elimine por completo.

Si después de todos estos pasos, la mancha de óxido todavía persiste, puedes probar con un producto profesional. Sin embargo, en la mayoría de los casos es posible eliminar por completo la suciedad siguiendo estos sencillos, rápidos y baratos trucos. Como ves no hace falta ser todo un experto para lograr un buen resultado, únicamente necesitas algo de tiempo libre, sal y el zumo de un limón.