Manualidad con botellas recicladas
En el artículo de hoy te tengo preparada una divertida sorpresa que puedes realizar en compañía de los más pequeños de la casa, y así estimular la inteligencia y la creatividad de tus hijos, pero lo más importante de todo, disfrutar de su compañía y crecer con ellos. En esta ocasión reciclaremos viejas botellas para que decoren hasta el últimos de los rincones de nuestro hogar.

Se trata de una manualidad muy fácil, rápida y barata que requiere pocos y sencillos pasos, así que ya no tienes excusas para ponerte manos a la obra y dejar volar tu imaginación. Lo primero que debes hacer es conseguir una botella, del tamaño y forma que quieras, y limpiarla muy bien.

El siguiente paso será decorar nuestra botella, y para ello puedes utilizar los materiales que quieras y poner en práctica todas las ideas que se te pasen por la cabeza. Sin embargo, antes deberás determinar cómo quieres que sea tu diseño para evitar errores innecesarios.

Una vez que lo tengas todo perfectamente claro, podrás empezar a pintar tu botella y cuando se sequen todos los materiales de pintura, tendrás que añadir los detalles decorativos que quieras. Desde retazos de tela, hasta abalorios, fotografías familiares y postales.

Cuando hayas terminado de decorar tu botella, podrás poner el toque final y definitivo a tu manualidad. Para ello te recomiendo colocar unas bonitas flores, ya sean artificiales o naturales. De esta forma tan sencilla y rápida habrás terminado tu original y divertida manualidad, y podrás utilizarla para decorar cualquier espacio de tu hogar.

Como ves no necesitas ser todo un experto en manualidades y en bricolaje para conseguir un excelente resultado, tan sólo pensar en un bonito diseño y ponerlo en práctica.