Manualidad con trozos de telas
¿Te gustan las manualidades y poner a prueba tu imaginación? En ese caso no pierdas detalle de nuestra actividad de hoy, que puedes realizar en pocos y sencillos pasos, aprovechando las telas viejas de tu hogar para decorar cualquier rincón de tu casa.

Una manualidad que puedes hacer en compañía de toda la familia, pero supervisando las tareas de tus hijos para evitar que se hagan daño. En esta ocasión utilizaremos fragmentos viejos de tela o retazos de tela nuevos que has adquirido previamente en cualquier tienda de decoración.

Con todos estos trozos de tela, haremos una funda para tus cojines, para una silla, o un divertido mantel para disfrutar de un picnic en familia durante los calurosos días de verano. Las posibilidades de esta manualidad son muchas y muy diferentes, así que deja volar tu imaginación y no pierdas detalle de todas las propuestas decorativas que te invitamos a descubrir en nuestro artículo de hoy.

Escoge los retazos de tela que más te gusten y combínalos como desees para unir todos ellos en una única y original pieza, que no pasará fácilmente desapercibida entre tus invitados. En pocos y sencillos pasos hemos conseguido una funda muy pintoresca y personalizada que puedes hacer tú mismo aprovechando todos esos materiales de tu hogar que no utilizas y no sabes qué uso dar.

Así que empieza a unir retazos de tela hasta conseguir el tamaño que quieras y empieza a decorar hasta el último rincón de tu hogar. Una manualidad que nos permite un sinfín de posibilidades decorativas que están al alcance de todos nuestros lectores, porque no hace falta ser un experto en temas cuestiones para lograr un buen diseño.

Lo único que necesitarás son telas bonitas y saber combinarlas correctamente. Con hilo y aguja tendrás que unir todos esos retazos de tela hasta completar tu diseño.