Manualidad para el Día de la Madre
Cada vez falta menos para el Día de la Madre, así que será mejor empezar a pensar en lo que vamos a regalar a una de las personas más importantes de nuestra vida. Por eso te invito a que este año prepares un obsequio especial con el que sorprendas a tu madre, y además, al tratarse de un regalo hecho con tus propias manos, seguro que aprecia todavía más el detalle. En este artículo diseñaremos un bonito estuche en el que guardar cualquier joya o accesorio.

Los materiales que vas a necesitar son los siguientes: una cajonera pequeña de madera; cola vinícola; lija; acrílico negro; pincel y tela o papel. Cuando hayas reunido todos estos artículos podrás empezar con el diseño de la manualidad, empezando por lijar cuidadosamente toda la superficie de tu estuche. A continuación debes desmontar todas las piezas y empezar a pintar los laterales de los cajones y los bordes de color negro.

Cuando esté totalmente seco debemos cortar el papel o la tela con el diseño que más te guste, teniendo en cuenta que su tamaño dependerá de las dimensiones de cada una de las partes del estuche. Una vez que hayas pegado estos retazos de tela o de papel y estén totalmente secos podrás empezar a añadir otros detalles ornamentales, porque esta manualidad nos permite probar un sinfín de propuestas de diseño.

Lo que quiere decir que también puedes colocar abalorios, viejas fotografías familiares o cualquier recuerdo que tengas en casa y que además tenga un valor especial, por ejemplo puedes añadir el colgante de un antiguo collar o ese adorno que se desprendió hace tiempo de tu pulsera. Recuerda que cuanto más personalices tu diseño mejor será el resultado final.