Marcapáginas infantil con cartulina
Ya lo dicen los expertos en pedagogía: las manualidades son la mejor forma de estimular la inteligencia y la imaginación de los pequeños. Por eso en nuestro artículo de hoy queremos ayudarte a que contribuyas a su educación y desarrollo, mientras disfrutas de un agradable rato en familia.

¿Qué vas a necesitar? Grandes dosis de imaginación, paciencia y unos cuantos materiales. Así que ponte manos a la obra y no pierdas detalle de cómo diseñar un simpático marcapáginas con forma de cara.

Los materiales que vas a necesitar serán los siguientes: cartulina de diferentes colores; cola blanca; tijeras; rotuladores y lápices. Empieza por pensar un diseño, como por ejemplo una simpática cara sonriente o un animal, y cuando lo tengáis claro podéis empezar a dibujar a lápiz sobre la cartulina.

Dibuja los ojos, la cara, el cabello… y después empieza a unir las piezas y a pegarlas con la cola blanca hasta conseguir el diseño final. Cuando lo tengas todo podrás pegar tu manualidad sobre un trozo de cartulina o sobre el papel grueso para que nuestro marcapáginas sea más resistente, y esperar a que el pegamento se haya secado por completo antes de utilizar el marcapáginas.

Aquí no termina la propuesta de hoy, ya que también puedes diseñar otro tipo de marcapáginas por ejemplo con tela. Para ello utiliza un lazo o un cordón grueso y ata en cada uno de los extremos algún detalle ornamental, como ejemplo borlas, pompones, botones, algún diminuto muñeco que tengas en casa y no sepas qué hacer con él… Una manualidad muy divertida, fácil y económica que además de estimular la creatividad de tus hijos, les acercará al enriquecedor mundo de la lectura.

Ponte manos a la obra y piensa en un diseño, aunque si no quieres complicarte demasiado, compra en cualquier tienda de manualidades o decoración una figura o plantilla que te facilite la actividad de hoy.