Una mesa de centro con dos palets
En Bricomanías hemos hablado otras veces sobre cómo es posible reconvertir los clásicos palets de madera, elementos que hasta hace bien poco estaban destinados al contenedor de escombros, en los muebles más atractivos. Hoy vamos a volver sobre el mismo tema, pero con una diferencia: en lugar de usar el palet como mesa colocándolo sobre unas ruedas (y listo), vamos a ver cómo podemos construir unas sólidas y airosas patas.

El proyecto nos ha llegado de la mano de la empresa Europalet, que comercializa los palets de obra para usos industriales y también para bricolaje. ¿A que es una mesa preciosa?

Selladora y pintura

Una mesa de centro con dos palets
Para hacer esta mesa, que como podéis ver en las imágenes queda genial en salones de cualquier estilo, necesitaréis dos palets en buen estado. Las medidas de los que se han usado para este proyecto son 1200 x 800 mm, suficientes para hacer una mesa de buen tamaño. Lo primero que hay que hacer es lijar bien la madera y pintarla en el color que más nos guste, usando primero una selladora acrílica y luego dos o tres manos de esmalte-laca o esmalte acrílico. Si lo aplicáis con brocha de espuma o rodillo de esmaltar, quedará perfecto.

Un cristal sobre la encimera

A continuación tendréis que cortar el otro palet para hacer las patas. Tras establecer la altura que queremos que tenga la mesa (el grosor del palet superior más la altura de las patas), cortaremos las piezas del otro palet. Hay que trazar la línea de corte con una escuadra y serrarla con sierra de calar y hoja para madera. Lijaremos bien los cortes para quitar las astillas. Para fijar las patas a la encimera lo mejor es usar escuadras de metal y tornillos. Hay que marcar los puntos para los tornillos y luego taladrar la madera. Por último, fijaremos las patas atornillando las escuadras, y como “broche final” de nuestro trabajo colocaremos sobre la mesa un cristal canteado de 6 mm de espesor, apoyado sobre lágrimas de silicona.

Fuente: Europalet.