Murales fotográficos para decorar
En el mundo de la decoración tenemos infinidad de materiales, diseños, herramientas y técnicas que nos ayudan a decorar cualquier ambiente de nuestro hogar. Tan sólo tienes que acercarte a tu tienda de bricolaje habitual para adquirir todos aquellos elementos que puedas necesitar para conseguir los resultados deseados.

Si en artículos anteriores te hablábamos de los papeles pintados, de las cenefas o de las diferentes técnicas y estilos que puedes emplear en tu hogar, en nuestro artículo de hoy queremos proponerte los murales fotográficos para decorar cualquier ambiente de tu casa. Acércate a comercios especiales en este tipo de decoraciones y hazte con el mural que más te guste, pero no olvides tener en cuenta algunas recomendaciones que te explicamos a continuación.

Murales fotográficos para decorar
A la hora de colocar los murales fotográficos no podemos olvidar que aunque es un papel especial. Reúne todas las características del papel por lo que deberemos tener especial cuidado cuando decoremos con este material. Al entrar en contacto con la humedad se hincha y se vuelve más sensible y delicado. Por lo tanto, debemos tratar con mucho más cuidado un mural fotográfico de papel que un papel pintado de fibra gruesa, por citar un ejemplo.

Murales fotográficos para decorar
En el mercado actual encontrarás diferentes formatos o partes de murales fotográficos, como los que te presentamos a continuación:
– De ocho elementos
– De cuatro elementos
– De cuatro elementos con orientación transversal
– De dos elementos (papeles para puertas, aunque se pueden pegar también en cualquier otra pared).
– De un solo elemento

Elige el diseño que más te guste, pero antes de colocar cada una de las partes de tu mural, deberás asegurarte de que escoges el lugar correcto y que además está bien nivelado.