Ocultar un clavo del mueble
Seguro que tienes algún mueble o espacio de tu hogar con ese típico clavo que sobresale y desluce la decoración, además de suponer un verdadero peligro, puede que incluso te hayas visto obligado a realizar una pequeña tarea de reparación con tus propias manos y después no hayas podido esconder el clavo. Si es así estás de suerte, ya que en el artículo de hoy te explicaré todo lo que necesitas saber para poder esconder este pequeño artículo de bricolaje de una manera rápida, sencilla y lo mejor de todo, muy económica.

En primer lugar debes hacer una pasta con papel de periódico o con papel higiénico y pegamento de carpintero. El resultado de combinar ambos materiales será una pasta a la que deberás añadir un tinte especial en función del tipo de material en cuestión, sobre todo si estás trabajando con madera que requiere un cuidado especial. Si tienes dudas acércarte a cualquier comercio especializado en hogar y en bricolaje y pregunta por un tinte especial para madera, plástico o lo que sea.

A continuación deberás rellenar el agujero con dicha pasta, y cuando la superficie esté completamente seca tendrás que lijar con cuidado de no estropear el resto de la superficie. Una vez que hayas terminado de realizar este paso tienes que echar un vistazo al mueble para comprobar que el color de la pasta que has utilizado y el del resto de tu mueble son similares, de lo contrario tendrás que retocar el tono, ya sea con una pintura un poco más clara o más oscura.

Como ves se trata de una manualidad muy sencilla, con la que no necesitas ser todo un manitas para conseguir un resultado profesional y eficiente, tan sólo seguir al pie de la letra estas indicaciones y reunir los materiales necesarios, que además de fáciles de encontrar tienen un precio asequible y puede que incluso te resulten útiles para futuras tareas domésticas.