Original búho decorativo
Seguro que en muchas ocasiones has oído hablar a los expertos en educación infantil de la importancia de estimular la inteligencia y la creatividad de los más pequeños de la casa. Unas teorías que son difíciles de poner en práctica, sobre todo teniendo en cuenta el carácter y la personalidad de los niños más problemáticos. Una buena actividad que casi siempre funciona, incluso con los más tímidos e introvertidos, son las manualidades.

En el artículo de hoy te invitamos a disfrutar de la agradable compañía de los más pequeños mientras diseñáis unos originales búhos fluorescentes con tapones de corcho. Para empezar tienes que reunir los siguientes materiales: cartulina marrón; rotulador negro; papel dorado; cartulina blanca; pintura fluorescente; cola, y por último, tapones de corcho reciclados.

Una vez que tengas todos estos artículos, tendrás que empezar por recortar la cartulina simulando las alas y las orejas de nuestro simpático búho. El siguiente paso será hacer el pico con el papel dorado, en forma de cono, y los ojos con la cartulina blanca, donde deberemos pintar con el rotulador fluorescente para conseguir así una mirada lo más luminosa y llamativa posible.

Para terminar tenemos que pegar todas estas partes en el tapón de corcho, pero antes de aplicar el pegamento te recomiendo que pienses cómo vas a colocar cada pieza, así evitarás más de un error innecesario.

Un último consejo final es que dibujes en la cartulina marrón unas finas líneas con ayuda del rotulador negro para conseguir un efecto mucho más realista. Como te había prometido se trata de una manualidad muy fácil, rápida y barata que nos ofrece un sinfín de posibilidades creativas, así que no dudes en poner a prueba tu imaginación y probar todas las ideas que se te pasen por la cabeza.