Original cráneo para Halloween
Las manualidades nos ofrecen la oportunidad de disfrutar de la compañía de nuestros hijos, y al mismo tiempo estimular su inteligencia y creatividad, de una manera divertida, fácil y económica. Si no te lo crees, te invito a poner en práctica la tarea de hoy que consiste en diseñar un decorativo cráneo para las próximas fiestas de Halloween, la época más terrorífica del año.

Una actividad que requiere pocos materiales, pero grandes dosis de imaginación. Para empezar tendrás que reunir los siguientes artículos: una caja de cartón rectangular, papel blanco, rotulador negro, tijeras y cinta adhesiva o pegamento. Cuando tengas todos estos materiales podrás empezar por recortar la caja, dando forma de cráneo cuadrado. Si te resulta más fácil, busca algún dibujo que te sirva de inspiración para conseguir un diseño lo más realista posible.

Cuando tengas tu caja en forma de cráneo, deberás forrar el cartón con el papel blanco o si te resulta más cómodo, también puedes pintar la manualidad. Cuando se haya terminado de secar el pegamento o la pintura, podrás dibujar los ojos, la nariz y los dientes con rotulador de color negro.

Un truco antes de pintar con el rotulador permanente es hacer un diseño previo con lápiz, porque si te equivocas se puede borrar muy fácilmente. Cuando tengas completamente claro cómo serán tus dibujos, podrás repasarlos con el rotulador negro. Para terminar la manualidad de hoy, puedes añadir todos los detalles y adornos que pienses que pueden quedar bien en tu diseño.

Aunque otra idea interesante puede ser dejar a un lado los colores clásicos, es decir el blanco y el negro, y diseñar un cráneo mucho más divertido y original. Puedes añadir lentejuelas, abalorios, pinturas de colores atrevidos y cualquier otro innovador detalle, que te ayude a conseguir un cráneo lo más personalizado y exclusivo posible.