Original porta-velas Navidad
Una de las mejores formas de estimular la inteligencia y la creatividad de los más pequeños de la casa es a través de las manualidades. Por eso en nuestra revista digital queremos invitarte a descubrir unas actividades, que podrás realizar con pocos materiales y de una manera muy sencilla y rápida, sin necesidad de ser un gran experto en estas cuestiones.

En esta ocasión, os explicamos todos los pasos que debéis realizar para diseñar un bonito porta-velas, utilizando un envase de yogur y unos cuantos materiales más. Una actividad perfecta para esas frías y lluviosas tardes de invierno, en las que no sabemos cómo entretener a los más pequeños de la casa.

Para empezar deberás reunir los siguientes materiales: un envase de yogur (del tamaño y forma que prefieras); papel de seda de colores; cola blanca; cinta; una pistola de silicona; alambre; y una vela. El primer paso será cortar en trozos el papel de seda, y distribuir la cola por todo el envase de vidrio de nuestro yogur.

Una vez que hayas hecho esto podrás pegar el papel de seda, antes de que la cola se haya secado por completo. Cuando la cola se haya secado, tendrás que volver a aplicar otra capa más de este producto. A continuación, tendrás que pegar la cinta decorativa con la pistola de silicona, aunque también puedes añadir cualquier otro detalle ornamental más.

El último paso será enrollar el alambre en el borde superior del envase de yogur, y darle forma de asa para que podamos colgar o transportar nuestro bonito porta-velas. Para terminar, acuérdate de introducir una vela en el interior y podrás decorar cualquier rincón de tu hogar con esta original y divertida manualidad.