Originales cuadros de tela
¿Un aburrido día en el hogar sin saber cómo entretener a tus hijos? Si es así, te invito a que pongas en práctica la manualidad de hoy, con la que lograrás disfrutar de la compañía de los pequeños de la casa, mientras estimulas su imaginación y creatividad, y lo mejor de todo, sin gastar una importante cantidad de dinero que deje temblando tu cuenta bancaria.

En esta ocasión nos pondremos manos a la obra para diseñar un original y elegante cuadro de tela, que decore cualquier espacio de nuestro hogar. En función del diseño que escojas podrás utilizarlo para una habitación infantil, para la sala de estar o para el comedor. Una manualidad que permite un sinfín de posibilidades y alternativas decorativas, con la que no necesitamos ser unos auténticos expertos para lograr un cuadro que parecerá recién salido del comercio.

Tan fácil como comprar una tela base que puede ser de lienzo o de cuero ecológico, aunque en función del material que escojamos, las pinturas deberán ser diferentes. Te recomiendo optar por la pintura al óleo, pero esta decisión dependerá de las habilidades y de los gustos de cada persona. Para el soporte del cuadro tendrás que utilizar una varilla de hierro con el color que mejor se ajuste a nuestro diseño, y por supuesto no te olvides de comprar también cordones para sujetar el cuadro de tela a la pared.

Haz un pequeño dobladillo ancho para que parezca un marco, y por último coloca un velcro para ajustar la tela pintada a la varilla de hierro. Aunque si lo prefieres puedes saltarte cualquiera de estos pasos y desarrolla tus propias ideas y trucos, así que no tengas miedo de probar cosas nuevas y anímate a poner a prueba tu imaginación y tus habilidades.