Pasos para crear un portavelas
Como en ocasiones anteriores te traigo una interesante y fácil manualidad con la que decorar tu hogar de una manera muy económica y personal. La propuesta de hoy es diseñar unos decorativos portavelas con latas de conservas, unos cuantos materiales y una buena dosis de imaginación y de creatividad.

En primer lugar reúne unas cuantas latas de atún, de sardinas o de cualquier otro tipo de producto, de esas que tienen abren fácil. Puedes lijar un poco los bordes para que que no te hagas daño al trabajar con la lata. Recuerda que debes limpiarlas en profundidad antes de empezar a decorarlas. Una vez hecho esto, rocía un poco de pintura dorada en spray y deja que la lata se seque.

A continuación, aplicas craquelador con ayuda de una esponja dando pequeños y suaves golpecitos. Para quienes no sepan lo que es, el craquelado es una técnica que se utiliza en bases, pinturas y láminas para deteriorar la superficie y así sugiera antigüedad.

Antes de aplicar la pintura acrílica del color o colores que hayas escogido, debes asegurarte de que la lata de conservas está totalmente seca. Cuando vaya secándose la pintura, irás observando la aparición de pequeñas grietas en la superficie, un consejo es que apliques poco craquelador si no quieres que tu manualidad tenga demasiadas grietas. También puedes saltarte este paso, si el resultado no te convence.

Puedes decorar la lata a tu antojo, con formas geométricas, flores, colocando pegatinas ornamentales o cualquier otra cosa que se te ocurra. Échale imaginación y personaliza al máximo tu manualidad. Un consejo personal es que antes de comenzar a dibujar directamente sobre la lata de conservas, hagas un pequeño croquis del diseño que quieres en un folio en blanco.

Una vez terminada tu decoración, déjala secar y si todavía te apetece añadir algún adorno más puedes pegar lentejuelas, cuentas o echarle un poco de purpurina. Ya verás que de esta forma tu manualidad tiene un toque mucho más romántico y personal.