Pasos para diseñar un original joyero
Si quieres enseñar a tus hijos la importancia de tener un orden y cuidar de sus pertenencias, una manualidad perfecta para ti es diseñar un joyero para que los más pequeños de la casa se acostumbren a recoger todo tipo de cosas desde accesorios de papelería, hasta complementos del pelo y joyas.

Una manualidad que ayuda a desarrollar la destreza de los pequeños, al igual que su precisión manual y su concentración. Con un nivel de dificultad medio, está pensada para niños a partir de 5 años. Los materiales que vas a necesitar son los siguientes: unas cuantas cajas de cerillas grandes y vacías; pintura; perlas grandes; tijeras; papel de color o fieltro autoadhesivo; un pincel; pegamento de barra y un lápiz.

Lo primero que tienes que hacer es vaciar las cajas de cerillas y dibujar y recortar flores, mariquitas, caras sonrientes, corazones o lo que se te ocurra en un fieltro adhesivo. A continuación pega las cajas de cerillas unas a otras para que formen una columna de 3 o 4 cajas.

Lo siguiente que debes hacer será recortar una tira de fieltro autoadhesivo capaz de cubrir todas las cajas, de tal forma que cubras todas las cajas y puedas formar la base del joyero.

A continuación retira los cajones para pintar las dos caras, la delantera y la trasera. Ya falto muy poco para terminar tu joyero, ahora tan solo tienes que pegar las flores o los animalitos en la caja, como elemento decorativo. Por último pega una flor más pequeña en la parte frontal de cada cajón y añade una perla en el centro, puesto que será el mango con el que abrirás los cajones. Ahora ya tienes tu manualidad, sólo falta colocar los cajones y guardar tus accesorios o los de tus hijos.