Pasos para hacer una pizarra de vaca
Los expertos pedagogos siempre recomiendan desarrollar la creatividad y la inteligencia de los más pequeños de la casa a través de la estimulación y el esfuerzo de los padres. Es buen consejo, aunque en opinión de muchos lo difícil es ponerlo en práctica. Gracias a la divertida manualidad que te invito a descubrir hoy, lograrás despertar el interés y la curiosidad de aprender de tus hijos.

En esta ocasión crearemos una original y graciosa pizarra de vaca. Se trata de una manualidad muy rápida y eficaz para que los niños y niñas aprendan a escribir y a dibujar o mejoren su técnica, mientras se divierten.

Los materiales que vamos a necesitar son los siguientes: una pizarra de madera, pasta de sal, un palillo o una brocha de madera, un pincel, pintura blanca y negra, pegamento, un trozo de cordel y una tiza, y por último, barniz.

El primer paso es pintar el marco de la pizarra de color blanco, y después dibujar unas manchas negras irregulares, simulando de esta forma los colores de la vaca. A continuación debes hacer la cabeza del simpático animal, para ello tienes que crear una gran bola de pasta de sal y amasarla, y cuando esté blanda la aplastas un poco.

Después tendrás que hacer otra bola de menor tamaño que será el morro. Haz un agujero en el centro de cada ojo con un palillo y mete la cabeza de vaca en el horno, déjala cocer el tiempo necesario hasta que esté lista. Para terminar la manualidad debes dejar que la cabeza de vaca se enfríe y darle una capa de barniz. A continuación pasa un cordel por el agujero de la pizarra, haz un nudo en un extremo y ata una tiza al otro.

Como te he prometido se trata de una manualidad fácil y rápida con la que disfrutarás de un agradable rato en familia y con la que además contribuirás a estimular la inteligencia de tus hijos.