Pasos para reparar un marco
A todos nos gusta decorar nuestro hogar con fotografías que recuerden los momentos más felices de nuestras vidas, son los típicos objetos que no pueden faltar en ningún hogar, puesto que es lo que más valor aporta a una casa.

Para colocar estas fotografías siempre utilizamos marcos aunque sean delicados. Es frecuente que al limpiar se te rompa, si te ha pasado esto y estás pensando en comprarte otro nuevo, recuerda que siempre puedes repararlo tú mismo y ahorrarte ese dinero para otras cosas.

En primer lugar, tienes que separar el marco del cuadro a no ser que puedas repararlo sin necesidad de hacer esto y eres un auténtico manitas. Limpia correctamente toda la superficie del marco para determinar qué se ha roto exactamente y cuál puede ser una posible solución.

Si el marco tiene grietas tendrás que repararlas con sumo cuidado y con mucha paciencia para evitar que esas grietas puedan ir a más y terminar de estropear el marco por completo. Para repararlas necesitarás una pasta de madera si quieres puedes acudir a una tienda especializada en bricolaje y preguntar por este producto. Aunque también puedes fabricarla tú mismo.

Es muy fácil, solo necesitas pegamento de carpintero y aserrín. Mezcla ambos productos a partes iguales y antes de que la pasta se quede dura, tendrás que cubrir la grieta del marco con esta mezcla resultante.

Una vez hecho esto repasa las grietas en busca de relieves, si encuentras alguno elimínalos con la ayuda de un punzón, hazlo con sumo cuidado puesto que la mezcla aún no estará del todo seca y puede ocurrir que la grieta se haga más grande.

Cuando hayas repasado todos esos relieves tendrás que dejarlo secar. Una vez seco, puedes pasar una lija fina para conseguir un resultado todavía más perfecto.