Pasos para tapizar una silla
En primer lugar necesitamos una tela de buena calidad, ya que al tratarse de muebles que se usan a diario su desgaste es mayor. Para cubrir la parte inferior del asiento se puede utilizar cualquier tipo de tela o arpillera siempre y cuando sea resistente.

Para crear una superficie segura se necesitan unas cinchas de nylon elásticas, entre seis y diez tiras. Además de unas tijeras, una grapadora preferiblemente mecánica, grapas de pata larga, cola de contacto para textil, una brocha, un formón y goma-espuma o espuma de poliéster de diferentes grosores, entre 10 y 30 milímetros.

Primero hay que desmontar el viejo tapizado, para ello con un destornillador y unos alicates se extraen las grapas viejas y se retira la tela estropeada. El siguiente paso es grapar una a una las cuatro o cinco cinchas en la parte superior del asiento. Hay que sujetar un extremo con al menos cinco grapas y tensar la cincha y grapar el otro extremo. En total hay que colocar cuatro o cinco tiras de forma transversal y entrelazarlas con las anteriores. Después se cubren las cinchas con una tela o arpillera del mismo tamaño que el bastidor y se grapa sobre éste último.

Hay que tensar bien la tela, para ello se coloca una grapa en el centro de uno de los laterales, se estira y se coloca la siguiente grapa en el lateral opuesto. Para asegurar bien nuestro resultado, colocamos una tercera grapa en el centro del tercer lateral, y la cuarta en el centro del lado opuesto.

El siguiente paso es colocar el acolchado, cortando un trozo de espuma que sobresalga unos tres centímetros. En función del volumen que deseemos dar al asiento se añadirán más o menos capas de espuma. Se pegan las capas de espuma entre sí en forma de pirámide y se colocan sobre la tela con la capa más grande hacia el exterior.

A continuación se coloca el relleno al canto del bastidor grapando como se ha descrito anteriormente. Por último se coloca la tela: sólo hay que medir el contorno y cortar la pieza. Se fija la pieza de tela sobre el relleno y se grapa por debajo del bastidor, hay que tener en cuenta que la tela debe quedar tensa y sin arrugas. Para terminar, se cubre la parte inferior del asiento con una tela que sea parecida a la utilizada para tapizar, y se grapa.