Pasos para restaurar un mueble de mimbre
Si tienes la suerte de tener un jardín o una buena terraza en el exterior de tu casa, es un excelente lugar para disfrutar del buen tiempo y de la compañía de amigos y familiares. A la hora de elegir los muebles, es importante optar por aquellos que estén elaborados con materiales naturales como el mimbre ya que son prefectos para usarlos en el exterior. Sin embargo, se trata de un material que no es demasiado resistente a los agentes externos como el agua o el viento.

No pierdas detalle ya que con los siguientes pasos no tendrás problemas a la hora de restaurar tus muebles de mimbre poder disfrutar de los mismos.

Limpiar el mueble

Si tu mueble de mimbre se ha ido desgastando con el paso del tiempo y las fibras del mismo se han ido soltando y partiendo, debes empezar por limpiar muy bien toda la superficie. Con la ayuda de un cepillo de púas debes eliminar cualquier resto de polvo que quede en la estructura dañada. Acto seguido pasa un paño humedecido en amoniaco y agua y termina de limpiar toda la superfcie del mueble. Aclara con un poco de agua y está listo para el arreglo.

Arreglar la rotura

Acto seguido debes eliminar las fibras de mimbre que estén rotas o dañadas y sustituirlas por otras nuevas. Antes de ponerlas, debes dejarlas en remojo durante unos 45 minutos más o menos. Seguidamente debes ponerlas con cuidado e integrarlas de la mejor manera posible para que no se note el cambio.

Pasos para restaurar un mueble de mimbre

Aplicar cola caliente

En el caso de que el mueble de mimbre presente algún tipo de rotura, puedes aplicar un poco de cola caliente con una pistola específica para ello. Una vez hayan pasado 48 horas y la cola se haya secado totalmente, puedes barnizar y pintar el mueble para dejarlo como nuevo. El barnizado es totalmente aconsejable ya que ayudará a que el mueble de mimbre parezca como nuevo y no se le note para nada el paso de los años. En el caso de que optes por pintarlo, lo más aconsejable es hacerlo con spray ya que es mucho más fácil y el resultado final es mucho mejor.

Espero que hayas tomado buena nota de tods estos pasos y consejos sencillos y consigas restaurar correctamente tu mueble de mimbre, para poder disfrutarlo en el exterior de tu casa durante los meses de verano junto a tu familia.