Personalizar un marco de fotos
Si te gustan las manualidades, te encantará nuestra actividad de hoy. La ocasión perfecta para poner a prueba nuestra creativa mente y estimular la inteligencia de los más pequeños de la casa con una divertida actividad, además de barata e ingeniosa.

En esta ocasión os invitamos a personalizar vuestro propio cuadro en pocos y sencillos pasos. ¿Cómo? Pues con buenas dosis de imaginación, de creatividad y con la colaboración de los más pequeños de la casa, pero siempre supervisando correctamente su trabajo.

Los materiales que vas a necesitar son los siguientes: un marco fotográfico sencillo y sin ningún tipo de adorno o detalle decorativo; cola blanca; lazos y abalorios, o cualquier otro utensilio que pienses que puede quedar bien. Una vez que hayas planifica tu diseño, deberás plasmarlo en un folio antes de colocar cualquier detalle sobre el marco, con el fin de evitar errores innecesarios.

A continuación, limpia muy bien tu marco fotográfico y esparce en puntos estratégicos una pequeña cantidad de cola blanca. En todos esos lugares será donde deberás ir colocando los detalles ornamentales que hayas escogidos.

En las esquinas puedes pegar lazos de colores, e ir alternando los abalorios por todo el marco. Aunque la manualidad de hoy es totalmente libre, así que puedes poner en práctica todas las ideas que se te pasen por la cabeza y que pienses que pueden quedar bien. No tengas miedo de poner a prueba tu imaginación y la de tus hijos, con una tarea que está al alcance de todos los bolsillos y de todos nuestros lectores.

Como en ocasiones anteriores, te recordamos que puedes sustituir cualquiera de estas piezas por los artículos decorativos que desees. Desde botones, lentejuelas, adornos de alguna decoración de tu hogar que ya no utilices… Las posibilidades son muchas, tantas, como lectores tiene nuestro artículo.