Piezas de puzzle con fieltro
Si te gustan las manualidades y quieres pasar más tiempo en compañía de los pequeños de la casa, no te pierdas la propuesta que te traemos hoy. Una actividad divertida, rápida y sencilla con la que podrás educar a los más pequeños de la casa, estimulando su creatividad e imaginación, mientras se divierten.

Con retazos de fieltro, lápices y tijeras, además de paciencia y grandes dosis de imaginación, conseguirás una manualidad muy original con la que decorar cualquier rincón de tu hogar. Toma nota de cómo debes hacerlo.

Cuando tengas tela de fieltro con distintos colores, podrás dibujar sobre ella las piezas de puzzle, asegurándote de que cada uno de estos diseños encajan a la perfección. Cuando hayas hecho esto tendrás que recortar los trozos de fieltro con las tijeras y después podrás dejar que tus hijos empiecen a jugar con ellas.

Piezas de puzzle con fieltro
Puedes hacer todo tipo de piezas, de diferentes tamaños y colores. Incluso puedes colocar un imán para colgarlas en la nevera como decoración. Una manualidad fácil, entretenida y muy económica con la que tus hijos aprenderán mientras se divierten.

La actividad perfecta durante esas aburridas tardes de invierno en las que no sabemos cómo entretener a nuestros hijos. Lo mejor de todo es que puedes personalizar estas piezas de puzzle como tú quieras, utilizando todo tipo de materiales reciclados.

De esta manera tan sencilla, además de estimular la creatividad de los más jóvenes de la casa, les enseñarás a reciclar y aprovechar todos esos materiales que pensábamos que ya no tenían ningún valor.

Así que ponte manos a la obra con nuestra manualidad de hoy y deja volar tu imaginación con una actividad de lo más participativa que puedes personalizar como quieras. ¿Te animas a probar?