Pilas recargables
Uno de los artículos de bricolaje más prácticos que podemos encontrar en nuestro hogar son las pilas recargables. Una interesante idea para reducir en nuestro consumo, y de esta forma ayudar al planeta, reciclando.

Desde Bricomanías te invitamos a que te sumes a esta iniciativa, empezando por adquirir unas pilas recargables y su correspondiente cargador en tu ferretería o tienda de bricolaje de confianza. Antes de nada, no olvides tener en cuenta las recomendaciones y trucos que os presentamos a continuación.

En el mercado del bricolaje existen infinidad de modelos y tipos de pilas recargables, así que podrás escoger la pieza que mejor se adapte al aparato en cuestión. Recuerda que una pila recargable se puede utilizar hasta 1.000 veces más que una convencional, por lo que de esta forma, contaminarás menos el medio ambiente.

Cuando tengas que recargar tu batería también podrás escoger entre diferentes tipos de cargadores, desde los específicos según el tamaño de nuestra pila, hasta los universales que tienen dos, cuatro o más canales de carga, además de diferentes velocidades. Escojas el modelo que escojas, el funcionamiento de todos ellos es muy parecido, ya que únicamente tenemos que introducir las pilas en el cargador, teniendo en cuenta la polaridad, y conectar el aparato a una toma de corriente.

Cando el indicador luminoso de tu cargador se haya encendido, las pilas estarán listas para ser utilizadas. Un truco que algunas personas no conocen acerca de las pilas recargables, es que conviene cargarlas antes de su primer uso, de esta forma, podrás sacar el máximo rendimiento a estas piezas. Ahora que ya conoces estas sencillas y prácticas nociones acerca de las pilas recargables, podrás empezar a utilizarlas cuanto antes, y poner tu granito de arena para salvar el planeta.