Pintar azulejos
Si te has cansado de que los azulejos de tu baño o de tu cocina tengan siempre el mismo color y te apetece dar un nuevo aire a tu hogar, pero no quieres que realizar obras en casa, te animo que pongas en práctica la tarea de hoy. De una manera muy fácil, rápida y económica lograrás unos buenos resultados decorativos y sin tener que hacer frente a todos los inconvenientes que provocan este tipo de tareas domésticas.

Así que toma buena nota y no pierdas detalle de cómo pintar los azulejos, la alternativa perfecta a tener que sustituirlos por otros nuevos. El primer paso que debes realizar es eliminar los elementos o adornos de las paredes, y a continuación limpiar la superficie en profundidad con un poco de agua y jabón.

Cuando tus azulejos estén totalmente limpios y secos, tendrás que cubrir los bordes con cinta de carrocero para proteger los muebles, y cubrir el suelo con plástico. Extiende en tu pared una buena capa de fondo fijador en las juntas con ayuda de una paletina, y en el resto de tus azulejos con un rodillo. La principal función de este producto es conseguir que la pintura se adhiera mejor a los azulejos, pero recuerda que debes dejar que el producto se seque durante el tiempo que especifica el fabricante en el envase.

Una vez que haya transcurrido ese tiempo podrás aplicar una capa de pintura especial para azulejos que encontrarás en cualquier tienda de bricolaje. En la medida de lo posible, te recomiendo que apuestes por un producto de gran resistencia, repelente al polvo, al agua y a la grasa. Y por supuesto, deja que la pintura se seque el tiempo que se especifica en el envase y para terminar aplica otra mano.